¿QUÉ HAY DE MALO EN SER FELIZ?

Happines

Esta es sin duda una de las preguntas que llevo haciéndome desde mi adolescencia ante la reacción de la gente hacia las personas que nos gusta ver la vida desde el vaso semi lleno.

Aún recuerdo aquella vez que un amigo que hace mucho no veo me dijo – No puede ser que siempre sonrías, no es normal – Yo no supe qué contestarle, sólo sonreí y le dije por qué no – Y en ese momento me gané el apodo de “Sonrics”.

En otra ocasión, alguien más, aturdido por mis constantes detalles hacia mis compañeros de trabajo, en donde incluso había gente que no me quería y se burlaba de mis buenas intenciones. Me dijo muy serio – Yo creo que no te quieres y buscas aceptación de las personas a través de los detalles. – Sin duda sus palabras fueron fuertes y por un momento me hizo dudar si lo hacía por ganarme la simpatía de las personas o simplemente era por el hecho de dar. Y concluí que no sabía si era bueno o malo, pero la respuesta ante tal juicio era – Me hace muy feliz tener detalles con la gente. Si los agradecen o no, ese ya no es mi problema. Se siente bien decírselo aunque ya hayan pasado varios años.

Que tal aquel atrevido que sin que se lo preguntara se ofreció a darme un consejo. El cambiarte a un nuevo empleo, te permite reinventarte. Quizá debas considerar esa opción y no ser tan… tu sabes como. Hay gente que no valora esos esfuerzos extras, si me explico no?.

Y el último para no aburrirlos pero que para mi fue definitivo, fue cuando me fui a vivir a Madrid y mi único contacto con México era a través de redes sociales. Un día una persona brillante, muy racional, cero emotivo, me escribió en mi muro. Manifestando cuan molesto era enterarse de que estaba en Europa, que ya todos lo sabían y que no era necesario que mostrara lo bien que me la estaba pasando. A lo que contesté, si te molesta tanto bloqueame o borrame de Facebook. No lo hizo, lo hice yo.

Y podría enlistar un sin fin de opiniones y juicios que a lo largo de mi vida me han hecho cuestionármelo: ¿qué hay de malo en ser feliz o al menos intentarlo?, ¿qué hay de malo sonreír y tratar de verle el lado bueno a la vida?, ¿qué hay de malo en compartir las alegrías, lo que te inspira, te motiva, te gusta o amas en lugar de las penas, los problemas y las quejas?. ¿por qué les causa tanta aversión que los demás sean felices?

Así que me propuse hacer el experimento y tratar de ser una persona más “real”, más “normal”, una persona que comparte su lado gris y se queja, es sarcástica, y hasta cierto punto en lugar de construir, destruye. Y utilicé como herramientas Facebook y Twitter.

El resultado fue asombroso. En twitter donde no necesariamente la gente te conoce y te siguen más por el contenido de tus tweets conseguí más followers posteando decretos y contenido inspirador que quejándome de las cosas que a diario me aquejaban. Y en Facebook, el fenómeno fue el mismo, encontré que cuando salía con algún post negativo, sin duda había quienes inmediatamente ponían Like, pero había otros que se tomaban el tiempo de escribirme  cosas como “espero que este momento pase pronto” o  “en dónde quedó esa persona positiva que conozco, ánimo”.

Incluso tuve a un gran maestro que un día se acercó a mi a decirme que notaba que había mucha negatividad en mis tweets y que le preocupaba. Sin duda para mi es un desahogo hablar de las cosas que me preocupan, me ponen tristes, me enojan o incluso criticar a los demás etc. Pero me di cuenta de que esa no es mi naturaleza, que si caí en el juego de ser como todo el mundo es y quiere que seas, nunca encuentras paz en tu corazón.

Y entonces 15 años después, en pleno inicio de año, me pareció importante compartirles a qué conclusión llegué con todo esto. Existen varias razones por las cuales las personas no pueden ver, estar, escuchar, saber de alguien que es feliz.

1. COMPETENCIA. Instintivamente los seres humanos tendemos a compararnos; siempre estamos midiendo nuestros éxitos o fracasos en relación a los otros. Y en esa escala de “valores” es mejor que nosotros saquemos ventaja sobre el otro. Lo cual personalmente me parece patético. Vida solo hay una y desperdiciarla poniendo tanta atención en los éxitos y fracasos de los demás para definir tu felicidad es sin duda una pérdida de tiempo.

2. AMANTES DEL DRAMA. Recientemente CNN en Español publicó un artículo sobre estudios realizados al cerebro que comprueban que existen personas con una tendencia al pesimismo y otro a ser positivos. Incluso indican que antes se creía que era imposible cambiarlo, pero ahora se ha descubierto que hay forma de que una persona cambie su cognición pesimista. Por lo que es importante  “no tomárselo personal”, simplemente aceptas que hay diversas formas de ver un mismo objeto y que todas son válidas, mientras el respeto sea quién impere, claro está.

3. EDUCACIÓN/CULTURA. A muchos nos enseñaron a que la felicidad es el producto de la acumulación de diversas cosas: tener una carrera, un coche, una casa, un novio (a) según sea el caso, casarte y entonces ahí viene la felicidad. Como diría Matthieu Ricard, el hombre más feliz del mundo, ese es el gran problema de muchos seres humanos; para ser felices nos enseñan a que debemos tener todas esas cosas y si una falta entonces no se puede ser feliz. Cuando desde mi perspectiva es al revés, mientras menos apego le tengas a las cosas o personas más real es tu felicidad porque no depende de nadie más que de ti.

Con lo que me quedo es con la claridad de que mi objetivo de todos los días es ser feliz incondicionalmente, es decir que esta no dependa de nada, ni de nadie. Algunas veces lo logro y otras no, pero ese es mi propósito de vida. Lo que los demás opinen, sientan o digan, no es mi problema, ni me ocupa, ni preocupa. Yo, como mucho otros decidimos brindarle al mundo una sonrisa, un detalle, una frase, cualquier cosa que sirva de motivación, de inspiración, de apoyo, de alegría. Siendo negativa y quejándome, no me sentí bien, no tuve paz mental y sobre todo perdí tiempo en otros que pude haberme dedicado a mi.

Para finalizar me gustaría dejarlos con esto que algún maestro le dijo a un buen hombre (es un texto que encontré en la red) que sin duda fue la mejor respuesta.

“La naturaleza del escorpión es picar, la mía es ayudar y su naturaleza no va a cambiar la mía”.“No cambie su naturaleza, si alguien hace algo “malo”, sólo tome precauciones.

Les comparto el link de CNN en Español por si les interesa leer más sobre el artículo del cerebro pesimista. http://mexico.cnn.com/salud/2012/07/08/el-cerebro-pesimista-puede-ser-modificado-hacia-el-optimismo

HASTA LA PRÓXIMA…

Anuncios

2 comentarios en “¿QUÉ HAY DE MALO EN SER FELIZ?

  1. Charly Love dijo:

    “Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.”

    Pablo Neruda (1904-1973)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s