YA NO LA AMO, PERO SIGO CON ELLA

Acción poética¿PORQUÉ A ELLOS LES CUESTA TANTO DECIR ADIÓS? 

Hace un par de días hablando con una amiga, me contaba que una vez más su ex novio había vuelto a aparecer. Ella indignada seguía sin entender porqué si él había decidido casarse y ahora tener un hijo, insistía en buscarla. Lo mas fuerte de la revelación era que él no estaba siendo feliz en esa relación y cuando ella le sugería tomar cartas en el asunto. Él contestaba, no puedo, no quiero que mi hijo sufra nuestra separación. Hubo un profundo silencio y después continuamos poniéndonos al corriente de nuestras vidas.

Sin embargo, este tema se quedó rendereando en mi cabeza. No pude evitar comparar la situación del ex de mi amiga, con la experiencia de algunos amigos que motivados por un “amor ciego”, porque ya llevan mucho tiempo, sienten que se les va el tren o por la calentura de la edad, tomaron una decisión de impulso y hoy están inmersos en relaciones que no los hacen felices.

Más allá de que también existen muchas mujeres en estas circunstancias, en esta ocasión hablaremos de por qué a los hombres les cuesta tanto decir adiós. Y como siempre digo, no podemos generalizar, pero existen ciertos comportamientos compartidos que observo y a partir de ahí surge mi teoría.

Lo primero que pensé es ¿será que sus parejas saben que ellos no se la están pasando bien?, ¿será que ya hablaron del tema con ellas?. Mi sexto sentido me dice que puede ser que ellas lo intuyan y hayan tratado de enfrentar el problema buscando hablar con ellos de sus sentimientos e incluso buscar soluciones. Sin embargo, dudo mucho que ellos hayan podido hablar claramente de lo que les está sucediendo. De acuerdo a Eric Fleming, psiquiatra y consejero de parejas “Cuando hay problemas en una relación, para el cerebro de la mujer es muy evidente y tan obvio como un gran letrero luminoso. Sin embargo, el hombre no tiene la menor idea de lo que va a dejar. Por lo tanto no esta preparado.”

Así pues, el hecho de que los hombres sean más racionales que las mujeres y les cueste expresar lo que sienten hace que enmascaren el dolor. “Los investigadores dicen que al hombre de la nueva era, que empieza a apreciar las ventajas de una relación comprometida, se les hace mas difícil manejar sus sentimientos al termino de una relación”.

Entonces nos encontramos con que los hombres siguen sin saben como lidiar con sus emociones, ni con el cómo expresarlas, puede que incluso muchos, no sepan qué están sintiendo, ni por qué. Por otro lado, la creencia de que los hombres deben ser fuertes, hace que no se quieran mostrar vulnerables, ni que la están pasando mal. Y si a eso le sumamos que no son tan comunicativos como lo somos nosotras, que tan pronto tenemos un problema corremos a refugiarnos con nuestras amigas, el tema se complica. “Las investigaciones indican que los hombres dependen de las relaciones amorosas para intimar emocionalmente y obtener apoyo social”, así que es probable que no le cuente a sus amigos cómo se siente y si lo hace es probable que el amigo no sepa qué consejo darle, no necesariamente son temas que les guste hablar por aquello de recordar viejas heridas.

¿Por qué les cuesta decir adiós a una relación?

* Por culpa. Sienten que no pueden dejar la relación porque ya le han hecho invertir demasiado tiempo a su pareja, porque existen hijos de por medio, porque ella depende económicamente de él o vice versa, porque ya han llegado demasiado lejos (pedir matrimonio), por que le importa lo que va a decir la gente…

* Por miedo al fracaso. Muchos hombres acceden a ir a terapia de pareja, aún sabiendo que ya no hay mucho que hacer, porque no quieren que su relación muestre que fallaron. Le huyen al título de divorciado o a tener que dar explicaciones de por qué las cosas no funcionaron.

* Odian empezar de nuevo. Aquí si aplica el “más vale malo conocido, que bueno por conocer”, de por sí es difícil que un hombre se enamore, ya que lo hizo y mostró su lado más vulnerable es más fácil para él resignarse a convivir con alguien que no lo hace del todo feliz, a volver a empezar de cero con alguien que no sabe si le resultará.

*Apego emocional. Saben que no son felices, pero no pueden dejar a la mujer que tienen a su lado, porque ella está cumpliendo el rol de madre. Los protege, los cuida, los alimenta emocionalmente y temen dejar de tener esa contención.

* No quieren que sus hijos sufran lo que ellos experimentaron con la separación de sus padres

* Les preocupa mucho el qué dirán

Y está bien si de pronto dudan en tomar la decisión de terminar, sobre todo cuando se juraron amor eterno, creían haber encontrado a “la indicada”, o hay hijos de por medio; pero la realidad es que no están siendo felices, ni dejando que la otra persona lo sea al lado de alguien más.

Pareciera que de pronto se les olvida que vida sólo hay una, que no venimos a este mundo a sufrir y que lo único que ganan al “sacrificarse” es amargura y frustración.

El tema de fondo, sigue siendo la educación que reciben desde que son niños,se les enseña a no llorar, a no expresarse, a ser fuertes, duros y a aguantarse. La vulnerabilidad no existe para ellos. Nadie les explica que evadir las emociones a la larga les traerá muchos problemas, sufrimiento e incluso enfermedades.

¿Qué deben aprender los hombres?

A dejar fluir sus emociones, a escuchar su cuerpo, a entender qué es lo que están sintiendo y sobre todo a expresar lo que les está pasando. A confiar en los demás y darse cuenta que mostrarse vulnerables no los hace menos, los hace humanos.

Cada día se vuelve más importante el darnos un tiempo para ir hacia dentro y conocernos mejor, entender qué queremos y qué no en todos los aspectos de la vida, pero sobre todo en una relación. Empezando por dejar de tener tantas expectativas de lo que debería ser una pareja. Se trata de comenzar a ser honestos con nosotros mismos. Mientras más verdaderos seamos, menos sufrimiento habrá en nuestras vidas.

Anuncios

2 comentarios en “YA NO LA AMO, PERO SIGO CON ELLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s