Del Facebook y otros demonios.

Ojos que no ven, Facebook que te lo cuenta.
No recuerdo bien cómo fue, pero sí que todo empezó cuando recibí una invitación para formar parte de Hi5 y debo decir que después de meditarlo por largo tiempo caí. Poco a poco me fue cautivando la idea de poder estar en contacto con mis amigos y compartir con ellos fotos y recuerdos.
Hasta que un día sucedió lo inevitable y después de que un amigo me hablara insistentemente de FACEBOOK, me decidí y cree mi perfil.

Si algo puedo decir es que me tardé mucho tiempo en engancharme. En primera porque era tan nuevo en México que no había muchos amigos con los cuales interactuar, segundo porque no entendía la necesidad de estar en dos lugares, que hasta ese momento, cubrían las mismas necesidades. Sinceramente no recuerdo qué fue lo que me motivó  a subir mis fotos y a buscar a mis amigos, incluso a esos que hacia años no sabía nada de ellos. Y sí, lo acepto, se convirtió en una adicción (no sé si sea consuelo o no, pero sé que para la mayoría de mis amigos y conocidos también lo es).

Y entonces comencé a vivir el fenómeno. Si, ese de llevar la cámara a todos lados, de posar y hacer mil fotos para subirlas a Facebook, de invitar a todos mis amigos a que se unieran, de buscar a todos aquellos a los que les perdí de vista y a los nuevos que conocía pedirles antes que su celular su mail para agregarlos. Les suena?

Comencé a compartir con mis amigos lo que hacia y sentía y a estar más al pendiente de ellos. Se convirtió en algo tan divertido comentar las fotos y los estados hasta el punto de que en las reuniones seguíamos platicando de lo que cada uno puso o dijo. Aún recuerdo una vez en la que dos de mis amigos se sintieron excluidos de la conversación por no ser adictos al “caralibro”. Juro que no exagero.

Lo que los mercadólogos llamaríamos toda una experiencia del consumidor. Pero esta vez dejaré mi punto de vista de planner y me dedicaré a relatar mi experiencia y la de muchas personas cercanas. Y más allá de ser esto una crítica a Facebook, pretendo que sea una reflexión y hagamos conciencia sobre lo que cada uno publica en su muro.

Si algo tengo que agradecerle a Face es que acorta las distancias y me mantiene en contacto con mi familia y amigos, sobre todo ahora que estoy tan lejos. Además de que no tiene precio, el hecho de haberme reencontrado con tanta gente a la que aprecio y que por azares del destino nos dejamos de ver y ahora estamos de nueva cuenta en contacto. Pero como todo, Facebook tiene su lado oscuro, es tal la información que pone a tu alcance que muchas veces (con o sin malas intenciones) terminas teniendo a la mano información que habrías agradecido no tener o lastimando a gente sin querer.

Seamos honestos y aceptemos que no sólo nos conformamos con agregar a nuestros amigos, también buscamos  a nuestros ex, a personas con las que tuvimos  o nos habría gustado tener algo o incluso conocer gente nueva. No sé qué tan sano sea, pero lo hacemos. Y también tenemos que aceptar que Facebook es un lugar que se presta para el coqueteo, el ligue y por ende a los celos, la desconfianza y las infidelidades.

La cosa es más o menos así; si estas soltero no tienes nada de qué preocuparte porque te da exactamente lo mismo quien y qué te escriban en tu muro. A menos de que esa persona que te está coqueteando tenga una relación, porque entonces independientemente de si le das entrada o no; hay una tercera persona que podría estar sufriendo por esos coqueteos.

Si estas saliendo con alguien, pero aún no es nada formal, la cosa se pone peor, porque no son nada. Y si bien a ambos les puede dar lo mismo que hagan o dejen de hacer, puede ser que no sea así y que el hecho de enterarse de con quién más están saliendo, de ver fotos, de leer comentarios termine por no ayudar y afecte una posible relación o por el contrario la alimente y todo funcione.

Si por el contrario ya tienes algún tipo de relación o incluso estas en un noviazgo, se pone aún más complejo. Para empezar depende de la confianza, amor, comunicación y situación en la que se encuentra la relación. Si las cosas van bien, Facebook se convierte en un medio para estrechar aún más los lazos, pero si por el contrario la relación ya está muy desgastada y viciada. Facebook es un facilitador para la infidelidad.

En el caso de las personas que ya están casadas, la cosa no se pone mejor. Muchas veces la rutina, hace que se busquen nuevas experiencias que le den un respiro a lo que están viviendo. Desgraciadamente no lo utilizan para reconquistar a la pareja, sino para buscar otras opciones con la creencia de que lo virtual, no es real y por ende no puede dañar a nadie. El problema radica en que generalmente de lo virtual pasan a lo real y echan por la borda todo lo que tenían con su pareja, sin importar a quien lastiman.

No importando cual sea el caso, lo que es un hecho es que Facebook es el chismógrafo más grande del mundo  y si a eso le sumamos que el mundo es un pañuelo pues ya se imaginarán las reacciones y efectos que tiene el hecho de que cualquier persona tenga acceso a todo lo que hacemos, sentimos y decimos.

Ya sé, ya sé, visto así suena fatalista, exagerado y hasta diría yo que aterrador. Ni yo misma me reconozco al leer estas líneas. Sin embargo, no es algo que yo me saque de la manga, es una realidad. Actualmente existen cientos de artículos sobre los problemas que enfrentan las parejas por el tema de celos, desconfianza e infidelidad. Incluso hay estudios y cientos de grupos dentro del mismo “caralibro” que me respaldan. Y no sólo causa problemas a nivel relación de pareja, también entre amigos, compañeros de trabajo y familia.

Muchas veces no somos conscientes de cuanta gente está al tanto de lo que pasa en nuestras vidas. A mi me ha pasado, que de pronto me encuentro con gente que hace siglos no veo y pareciera como si nos vieramos diario, están al pendiente de todo lo que digo o hago y hay veces que hasta me da miedo. Admito que muchos somos muy irresponsables a la hora de subir información sobre nuestras vidas, pero bueno eso depende de cada persona y se respeta.

El objetivo de Facebook es mantenernos conectados con el mundo y tomar la decisión de salirnos de las redes sociales no va a eliminar el problema, que va más allá de enterarnos de todo sin poder tener la opción de filtrar la información que queremos conocer. Al final, la verdad siempre sale a la luz y aunque no busquemos, las cosas se saben y no se pueden ocultar por mucho tiempo.

Aquí algunas de mis sugerencias para que lo que hay en el famoso “caralibro” no te afecte; si es que estas ese caso:

1. El que busca, encuentra. Deja de lastimarte buscando información.
2. Si aunque no la busques, la vida se empeña en que la sepas a través de sus actualizaciones. Ponl@ en tu lista negra y quítal@ de tus publicaciones.
3. Si tu no buscas, pero tienes a un informante que se dedica a estarte actualizando, pídele que ya no lo haga.
4. Si tu fuerza de voluntad es muy mala, entonces lo mejor es que lo bloquees por un rato, en lo que lo superas.
5. Y si de plano te afecta demasiado, borra su contacto. No tienes necesidad de sufrir.

Como reflexión sólo quiero decir que todos tenemos una responsabilidad gigante cuando comentamos, subimos fotos o información. Y aunque es parte de nuestra libertad de expresión, podríamos pensar más en las implicaciones que podría tener el contenido que generamos en cualquier red social, blog, página web.

Anuncios

5 Replies to “Del Facebook y otros demonios.”

  1. Las redes sociales son algo nuevo y complicado. Es un espejo mas para que los demas nos vean. Las reglas son darnos cuenta de eso, cualquiera puede leernos y si vas y buscas el status, las fotos del wey que te late… pues como diria el dicho, si no aguantas el calor salte de la cocina. agrego algo que escribo. Es una experiencia personal. Ciber amigosPues te espero y te busco,entro y salgo,esperando ver tu nic en lineapero hoy, hoy no te encontre. qué pasará con estoque es tan nuevoy tan real como virtual. Tan fragil, intangible y etereocomo un bito como un beso que aun no se ha dado.Fuera de todas las reglasy costumbres, cada palabra, cada accion va creando lo que somosen el mundo de todosy en el mundo dentro de la matrixsaluditos, Vane

    Me gusta

  2. Queridísima amiga tienes razón, aunque veo que está un poco inclinado a lo de las relaciones y eso. El mejor consejo que te puedo dar es "eliminar" yo lo hice y es un alivio jajaja…Yo diria que lo más preocupante no es enterarte si la persona que te late, fue o está, se entere de lo que te pasa o que tu lo leas. Muchas veces no nos damos cuenta y no tenemos idea de quien estás detrás de un "nuevo amigo" que agregamos, tener un perfil es algo muy delicado y más con lo que publicamos. Yo como consejo diria que no hay necesidad de publicar cada paso que damos y a donde vamos, a veces se nos hace muy fácil poner cada detalle de nuestra vida, pero desafortunadamente ya no estamos para hacer eso y no solo en nuestro país (México), sino en todos lados.Tenemos que aprender a ser un poco más responsables con el manejo de estas redes.Besos.

    Me gusta

  3. Y en el mundo dentro de la Matrix…buena frase para el tema en cuestión. Las redes sociales no son más que la consecuencia de la sociedad que ya se enredó desde el punto de vista de la globalización. Pero afrontémoslo. Es parte de nuestra vida, síntoma de los tiempos que corren. Claro que hay derecho a no ser parte, es obvio. Aunque tarde o temprano, pasará como pasó con avances tales como la electricidad. O alguien conoce alguna persona que viva sin ella? de que las hay, obviamente, así como hay gente que por elección no tiene tele (yo por ejemplo), también hay gente que no elije no tener luz. Pero ese es otro tema. El que elije no participar, tiene por lo general la firme creencia de no ser parte del sistema, de tener las riendas de su vida y elegir no pertenecer. Loable. Tan loable como elegir no tener luz. ¿Hay alguien acaso que elija tal cosa? Llegará el momento en el que, ya sea por masa crítica o inercia, casi todos tendrán un facebook o similar. Hoy en día, más que chismógrafo, nos mantiene en contacto más allá de lo impensado, y como Ari da a entender, de lo indeseado también. Ya nadie concibe recibir un telegrama o mucho menos una carta escrita a mano con las noticias de hace 1 mes, de lo que pasó en tu familia o en la China comunista. Ah, cómo, no es más comunista? esto es lo que habría sucedido si no tuviéramos internet, por ejemplo. No soy pro Facebook, pero sí reconozcamos el avance y utilidad de la tecnología. Ya no podríamos vivir sin ella, al menos no como nos gusta vivir. Que tiene su lado obscuro, es cierto, como todo. Pero reconozcamos que a partir de un contacto que puede parecer virtual (porque a mi entender no lo es), se generan vínculos y se reafirman, y diría yo que lo logra desde lo positivo, lo que no es lo mismo que propositivo. Es decir, si se rompe una relación, es por la decisión que toman dos personas. Lo mismo sucede con reencontrarte con un amigo de la secu. Hagámonos cargo de nuestras decisiones, y dejemos de culpar a una red social como catalizador de cosas varias. Si estoy escribiendo esto, es porque Ari me manda una invitación a su blog mediante el mismísimo "caralibro", como ella misma lo llama. Y de esta manera alguien conoce mi manera de pensar. No es maravilloso? o acaso le ibamos a pedir a Gutemberg que nos imprimiera un blog personal con su ingeniosa imprenta recién inventada? De este modo tenemos todo, más a nuestro alcance, inclusive los afectos, entre tanta y tanta info. Si no te quieres enterar de algo determinado, seguí los consejos que da la autora del blog, que suenan más que coherentes. Pero por favor, no le eches la culpa al caralibro…Guillermo (aka Bocha, aka PeterHo)

    Me gusta

  4. Excelentes reflexiones sobre un tema que me parece muy interesante y complejo. A finales del año pasado y principios de este, hubo dos nevadas históricas aquí en Washington. A través de facebook, se organizaron peleas de nieve de miles de personas. O que decir del baile de Thriller en el zócalo el año pasado y estoy seguro que cada vez serán más los ejemplos. No existía una herramienta que permitiera eventos como estos en el pasado. Y estoy seguro que cada quien tiene algunos ejemplos.Ha cambiado la forma como percibimos información desde noticias, la vida de nuestros amigos y familiares, productos y servicios que consumimos, etc. Muchas empresas ya tienen recursos dedicados a explotar esta nueva forma de comunicación, que esta rápidamente ganando terreno a otros medios que más tradicionales como televisión o medios impresos.Lo que sería ideal, es pertenecer a una red social cuyo fin fuera únicamente ese, comunicarnos y no lucrar. Al subir nuestra información a Facebook, le cedemos a esta empresa los derechos sobre ese contenido. La falta de privacidad me preocupa muchísimo. Quieras o no, tus fotos acaban en internet para ser vistas por cualquiera. Hasta que punto estamos dispuestos a ceder nuestra información personal a una corporación…No pretendo invitar a nadie a salir de Facebook. Yo mismo me quedo, pues los beneficios superan por mucho a las desventajas. Las redes sociales llegaron para quedarse, yo solo me pregunto si Facebook es la mejor opción o en algún momento tendremos que elegir una opción que más conveniente, y no se, tal vez hasta democratica.Javier F

    Me gusta

  5. Creo que el tema e las redes sociales y su efecto en nuestra sociedad es apasionante. Me intriga mucho saber qué sigue y sobre todo cuál será el futuro de facebook, habiendo tantas cosas en el mercado tratando de copiar o mejorar lo ya existente. Llegará el momento en que se tenga que regular todo o podrá existir como lo hace ahora siendo los propios usuarios los que rigen el contenido. Qué pasa con las marcas y su afán por conectar con el consumidor? Qué hay de la privacidad? De quién es dueño de qué información? de qué idea?… de qué concepto? Si bien mi intención al escribir este artículo, era meramente visto desde mi percepción de usuaria. Ahora que han tocado el tema, lo digo como estratega. Los mercadólogos y las marcas tenemos que ser muy inteligentes y crear nuevas formas de conectar sin ser o hacer sentir a nuestro target que nos estamos entrometiendo en su mundo, tenemos que buscar que el acercamiento se de, de ellos a nosotros por búsqueda de afinidad con los valores y creencias que promulgamos, pero estar ahí cerca de ellos para que nos adopten en cualquier momento que nos necesiten.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s